PROMSA es una empresa del Grupo Cementos Molins | Ver la web del Grupo

Una solución versátil

Los vertederos son espacios al aire libre destinados a depositar, de forma controlada, las tierras y los residuos inertes procedentes de la construcción y demolición (RCD). A la recepción de los materiales, se realiza una selección de los elementos impropios para darles el destino adecuado.

Se dispone de espacios acondicionados, mediante capa impermeable compactada, que se cubre con gravas para el drenaje y donde se depositan los materiales inertes, asegurando el perfecto aislamiento. Así mismo, realizamos planes de gestión y valorización de residuos, con la posibilidad de gestionarlo en origen.

 

Respetuosos con el Medio Ambiente

Los vertederos de residuos de construcción y demolición del grupo PROMSA se ubican en espacios degradados por actividades extractivas, restaurándolos de forma respetuosa e integradora con el valor ambiental de la zona. Un ejemplo es el vertedero de Montaspre donde se observa cómo se va integrando el área restaurada con el paisaje.

Vertedero de Montaspre, podemos observar cómo su restauración se integra con el paisaje.
Vertedero de Montaspre, podemos observar cómo su restauración se integra con el paisaje.

Ventajas

Ofrece una solución a la problemática de los constructores: disponer de un espacio para depositar los productos que ya no son de utilidad.
Cuando el depósito controlado va asociado a una planta de reciclaje, puede obtenerse materia prima (Áridos reciclados).
Aportan una solución a la sociedad porque permiten la restauración de espacios degradados.
Evitan la dispersión de materiales en vertederos incontrolados.

 

Sistema de aplicación

Los RCD se reciben en una zona de control preparada específicamente para tal fin.
Una vez el material ha sido descargado, se produce una separación de los materiales impropios, en el caso de que existan.
Si el depósito tiene asociado una planta de reciclaje, se separan en ella los diferentes materiales con el objetivo de valorizarlos, evitando llevarlos directamente al depósito.
Finalmente, los materiales inertes no aprovechables, se depositan y compactan, permitiendo la restauración de zonas degradadas.
 

PLANTAS:

Sant Julià de Ramis (Montaspre): reciclaje y depósito controlado.
Prullans (TAM): Depósito controlado.
Tremp: Depósito controlado.
Pont de Suert: Planta de transferencia.